Posteado por: juanlu68 | noviembre 26, 2010

EL ORGULLO HISTÓRICO DE LA CIUDAD DE TAAL

A continuación voy a transcribiros la traducción al castellano del excelente artículo que nuestro amigo Filipino Arnaldo Arnáiz ha escrito en su blog. Arnaldo es además de un excelente escritor, un fiel crítico de la realidad actual de su país, Filipinas.

******************************************************************************************************

No lejos de Manila, Taal es una rareza de ciudad. Se encuentra entre las ciudades históricas mejor conservadas del país. Una distinción que comparte con Vigan, Pila y Silay. Algunos sostienen que la preservación está lejos de ser satisfactoria, pero yo creo lo contrario. La forma en que los Taaleños han llevado a cabo el “reuso” de sus viejas casas ancestrales es uno de los fenómenos culturales más adaptativos en nuestro tiempo.

Muchos filipinos confunden Taal la ciudad, con el volcán y su lago (Lugares que deben su nombre a la que fue la capital más prestigiosa de toda la provincia). El mismo caso sucede con la ciudad de Ba-y donde el lago (Laguna de Ba-y) fue utilizado después – estos detalles se pierden en las mentes de la generación actual. Tenemos que redescubrir estos pueblos olvidados, ya que están integrados en nuestro recorrido cultural e histórico. Estos cascos antiguos han contribuido significativamente al desarrollo de la identidad filipina.

Pero esto podría ser más fácil decirlo que hacerlo, ya que con el ritmo rápido que añadimos a nuestras vidas en la actualidad, no es fácil encontrar el tiempo.

Los Taaleños están poniendo mucho esfuerzo y cuidado en que su casco antiguo reluzca como lo hacía durante su apogeo. Y no lo están haciendo por razones sentimentales, sino por el orgullo que conlleva. El espíritu de sus grandes casas les sirve de guía, y extraen la inspiración del significado y la importancia. Estos vínculos concretos recuerdan a los visitantes que las viejas tradiciones siguen vivas en todas las cosas aquí y dentro de todos los Taaleños.

Algunos ejemplos de estas tradiciones inmortales son la presencia de puñales artesanales y barongs tagalos. Taal ha sido durante mucho tiempo considerada como una de las mejores fuentes de este traje regional.
Los puestos de comida que venden lo que probablemente podría ser el mejor (y más grueso caldo!) “lomi” en el país se pueden encontrar en el mercado público. La industria del café de Taal (alcanzó su punto máximo alrededor de 1800) fue una vez una de sus grandes industrias – pero por desgracia, sufrió la “peste” y nunca se recuperó. Y no podemos olvidar las fiestas religiosas. La festividad de Caysasay (conocido por su desfile fluvial) es la más grande de la ciudad.

Algunas de las casas que HAY QUE VER en Taal comienza con la Casa Blanca de Felipe Agoncillo. Los descendientes del que fue primer ministro de Exteriores han restaurado magníficamente la casa de dos plantas y está abierta al público. En el jardín delantero encontramos un monumento de bronce (vestido como un caballero europeo de estilo desgarbado) que nos indica lo ilustre de su dueño.

A tiro de piedra de la casa de Felipe Agoncillo está la casa ancestral de ladrillo rojo de Ylagan-de la Rosa. Esta era la casa de un popular abogado y educador del siglo XIX. Los Ylagan eran miembros prominentes de la rica sociedad de Taal durante el siglo XIX. María Ylagan Orosa, eminente científico y héroe de guerra que además inventó la salsa de tomate de banano (mi salsa favorita!), Leche de soja, el horno palayok y el vinagre de piña, entre otras cosas proviene de esta ilustre familia. Esta mujer del renacimiento filipino murió durante la guerra.

La casa solariega de la bella esposa de Agoncillo está ahora bajo la custodia del NHI (National Historical Commission) y ha sido un museo desde hace algún tiempo. Su papel en nuestra historia – simple pero icónica – ayudó a coser la bandera (en Hong Kong) que se izó en Cauit. Su casa (construida por sus padres y, probablemente, podría ser la más antigua de la ciudad) también contiene un monumento del busto de bronce en su honor.

En la casa de doña Gliceria Marella de Villavicencio, que recuerda a las casas pintadas de vivos colores en los hogares mexicanos, se puede encontrar un sencillo monumento de una mujer que donó la riqueza de su familia a la revolución. Un barco de comercio de su familia es considerado como el primer barco de nuestra marina. Un excelente ejemplo del compromiso desinteresado de los antiguos Taaleños para su país.

Otra casa, ahora un museo (también administrado por el NHI), es la Casa Apacible, que perteneció a un pariente de José Rizal y a la vez delegado en la convención de Malolos. Un albañil de profesión que abrió su casa para las reuniones masónicas y revolucionarias durante los años críticos de la revolución – (! O también es posible que los hombres se dedicaran a pasear bebiendo cerveza negra) Uno se puede imaginar las decisiones importantes que se tomaron dentro de su casa.

Taal resulta un símbolo de la supervivencia y la determinación. La ubicación original de la ciudad se cree que era más cercana al volcán, pero una gran erupción cambió todo eso. Los misioneros llevaron su pueblo y la iglesia un poco más abajo. Fue entonces cuando las comunidades se acogieron a la religión que los unía. Un fuerte terremoto destruyó la ciudad, pero fue de nuevo reconstruida por sus misioneros y los residentes.

Su Basílica, San Martín de Pours, la más grande del país y considerada la más grande de Asia es un espectáculo impresionante. No mucha gente sabe que se tardó un siglo en acabarse después de que la original fuese destruida por la erupción del volcán de 1754. La grandísima basílica construida sobre la colina es un espectáculo digno de apreciar – No puedo expresar con palabras el efecto que tiene sobre mi. Todo el lugar parece haber sido construido por gigantes!

¡Este es el Taal de todo lo viejo, donde todo era posible!

Cerca de esta iglesia encontramos la enorme Escuela Pia original de Taal que fue administrado por los misioneros. Me encantó verla restaurada (aunque se nota que es una reconstrucción) Estas escuelas son monumentos históricos de los olvidados tiempos del sistema educativo español que precedió a las escuelas públicas americanas en Filipinas.

Uno de los estudiantes de la Escuela Pia de Taal es Ananías Diokno, cuya casa se encuentra un poco más abajo de la carretera principal. La casa es ahora un gimnasio y bien podría estar “en peligro”, ya que parece no estar bien cuidada.

 

 

Escuela Pía de Taal

Por desgracia, hay víctimas en el camino y siguen creciendo en número. Algunas casas habrían caído en desuso y ya no son habitables. Existe incluso una que está a la venta (¿cómo podemos poner un precio a una casa antigua del siglo XIX?). Un camarín que está más cerca de la putrefacción que otra cosa y hubo muchas otras casas que ya ha sido derribadas. Estas son realidades que están ocurriendo en casi todos los pueblos antiguos, por eso tenemos que estar agradecidos a esas familias que han tomado la iniciativa de preservar sus casas solariegas. Sin ellos, Taal sería sido otra ciudad sin alma.

No existe un enfoque perfecto en la preservación del patrimonio, en la mayoría de los casos tiene que haber creatividad, pero la opción más eficaz es seguir usando el respeto y orgullo. Si las casas siguen siendo pertinentes y útiles, es más probable que se salvarían de la destrucción y nuevas construcciones. Muchos propietarios dicen que es mucho más económico destruir sus casas que mantenerlas. Una actitud que presenta una gran amenaza para las estructuras del patrimonio. La clave aquí es promover la reutilización de la arquitectura con el fin de evitar situaciones como la que sucedió a la casa más antigua de Binan.

 

Casa antigua en venta

Pero como le dijo Batman a Robin, “la avaricia es una emoción sobrecogedora”. Provoca a todos los sentidos – muy especialmente el “sentido histórico”, si alguna vez hay un sentido para aquellos que destruyen sus casas solariegas con fines de lucro.


Responses

  1. me interesa tener informacion sobre la casa antigua que figura en venta
    gracias

  2. […] wonderful town some months ago. A Spaniard friend, Juan Luis Garcia translated it into Spanish and posted it in his site. Juan Luis is a rarity among his countrymen – he’s very much into the history of our […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: